Fructificación de cucurbitáceas en otoño

Pepino tipo Almería (también llamado largo u holandés) y calabacín, son dos de los cultivos del grupo de las cucurbitáceas que se benefician de las benignas condiciones del sureste español durante los meses de otoño e invierno. Aunque también presentan un ciclo (frecuentemente más corto) en primavera en el que dominan sandía y melón, es el otoñal el más rentable.

Ello es debido a que bajo invernadero ligero se obtienen cosechas importantes que cotizan a precios más altos que en primavera (donde tienen que competir con más zonas de cultivo).

Aunque los costos de producción han crecido, las estructuras más ligeras de la costa de Almería y Granada ofrecen una economía notable frente a otras más sofisticadas, pero mucho más costosas de otras zonas europeas y siguen ofreciendo rendimientos competitivos al no tener que recurrir a calefacción o iluminación artificial.

A pesar de lo anterior, a medida que los días se hacen más cortos y la temperatura baja, es necesario apoyar al cultivo para que rinda al máximo de su potencial en las condiciones expuestas y es ahí donde LIGNOKEL ha desarrollado productos adaptados a las nuevas exigencias.

 

CASO DEL PEPINO Y DEL CALABACÍN

Las condiciones mencionadas afectan a la fructificación de estos cultivos, que se produce de una forma rápida y continua.

Para ello, LIGNOKEL ha desarrollado productos que:

  • Favorecen el cuaje y engorde natural de pepinos y calabacinos.
  • Mantener el buen estado productivo de la planta y la calidad de la cosecha.

 

Cuaje y engorde natural

Obtener frutos de calibre óptimo en condiciones otoñales

Se pueden programar aplicaciones foliares y radiculares, mejorando el calibre y la producción sin recurrir a medios químicos.

  • Vía foliar: CUAJO ayuda al cuajado del calabacín , además de potenciar el engorde de los frutos del calabacín y pepino gracias a su complejo estimulante con Ascophyllum nodosum que incorpora aminoácidos.
  • Vía riego:

ENZIKEL acelera el desarrollo de los frutos mediante la actuación de su complejo estimulante vía riego.

SOLMIX aporta aminoácidos (estimulación), ácidos húmicos (mejora de las condiciones del suelo) y fúlvicos (solubilización nutrientes) en un formulado orientado a su empleo en condiciones muy exigentes (gran producción) o suelos.

 

Mejora de la calidad

El empleo de concentraciones altas de nutrientes en fertirrigación para apoyar el engorde en conjunción con otros factores ambientales, pueden inducir diversas fisiopatías y pérdida de calidad.

Evitar fisiopatías y problemas relacionados con el calcio.

  • Vía foliar: LIGNOKAL PLUS, añade al calcio magnesio y microelementos quelatados por EDTA. Un extra nutricional contra las carencias de calcio que favorece el calibre y la calidad de los frutos.
  • Vía foliar y radicular: ULTRACALCIO BORO, aporta lo necesario para fomentar el calibre y la calidad mediante calcio complejado con aminoácidos y boro que mejora la asimilación.
  • Víar radicular: LIGNOSAL despeja el exceso de sales de la zona de las raíces, aportando calcio y ayudando la mejor absorción del agua y nutrientes.
Share:

Cultivos hortícolas: recomendaciones para verano